domingo, 6 de agosto de 2017

viajero banda bostik

sábado, 13 de mayo de 2017

Esta en duda la imparcialidad del IEC

LA GRIS IMPARCIALIDAD DEL IEC





Para que exista democracia en una sociedad moderna es necesario que se lleven a cabo elecciones periódicas, competitivas, libres, transparentes, y se pueda elegir a los gobernantes a través del voto secreto, libre e informado. Sin embargo, ese requisito se ha hecho a un lado en Coahuila, cuna del apóstol de la democracia,

La imparcialidad está en dudad cuando en el Comité Municipal Electoral del Municipio de Piedras Negras, y que es el órgano de vigilar que las elecciones sean apegadas a un Código Electoral, se sospeche de la intervención directa de las autoridades municipales a través de María del Socorro Castillón Martínez, hermana del Secretario del Ayuntamiento y que fue aceptada como consejera electoral, con derecho a voz y voto, para iniciar una campaña de desprestigio en contra de uno de los candidatos.

Es vergonzoso que ante la falta de política de la que ha hecho un eslogan electoral el partido que gobierna este municipio, el presidente municipal le esté dando juego al candidato independiente y lo señale de tener nexos con cualquier organización delincuencial y que en ese perverso juego se estén destinando tiempos a diatribas que nada tienen que ver con  propuestas de gobierno, pero que además se haya señalado a la consejera Castillón de haber denunciado penalmente al candidato por llegar al Comité electoral portando armas sin buscar el dialogo primero es una muestra de que el comité municipal está siendo parcial en sus funciones a favor de un partido político.

Ante el escándalo mediático que protagonizaron la consejera electoral, María del Socorro Castillón Martínez, y el candidato independiente, la autoridad electoral estatal toma la decisión de enviarla al Municipio de Guerrero y destituir, además a la Consejera Presidente; pero ¿esto nos garantiza a los ciudadanos que las elecciones serán: IMPARCIALES Y DEMOCRATICAS? Y ¿QUE SE RESPETARÁ EL DIALOGO, LA TOLERANCIA Y LA PLURALIDAD?

Pero, la injerencia de los gobernantes en las elecciones municipales ha trascendido al ámbito del estado, y de ello NO HA RENDIDO CUENTAS el IEC: Tal es el caso del Sr. Riquelme que utiliza como campaña de difusión de propuestas su ataque personal hacia el candidato Anaya; sus mensajes políticos hacen referencia a la violencia que existió en Torreón cuando su partido no gobernaba Torreón y como refuerzo a esa campaña, el Gobernador del Estado Rubén Moreira y el presidente municipal de Piedras Negras, declaran públicamente cada vez con mayor frecuencia que en los estados donde se ha presentado la alternancia en el gobierno, la delincuencia se ha desbocado y que en Coahuila esto no debe pasar, ¿Estas declaraciones públicas que coinciden casi textualmente con la campaña de difusión del candidato Riquelme no es utilizar dinero público (porque el pago a los medios de comunicación está dentro del presupuesto) para apoyar a un candidato? ¿Esta relación o coincidencia perversa no la ha observado el IEC?

Los ciudadanos, los que votamos, los que QUEREMOS conocer propuestas no hemos sido invitados a la discusión pública de ellas, pero si estamos siendo amedrentados con el fantasma de la violencia que recorre los estados donde la alternancia fue una ELECCIÓN ciudadana y que el 4 de junio solo tengamos dos opciones en Coahuila: votar por los candidatos del partido en el gobierno o no votar.

Durante años se ha discutido la falta de transparencia de los órganos electorales y hoy nos toca ser testigos de ello en este municipio fronterizo. De existir la voluntad política de presentar imparcialidad durante las elecciones de junio, deberían de retirarse de los órganos de gobierno de cualquier municipio a María del Socorro Castillón Martínez, e iniciar una investigación sobre la injerencia de Rubén Moreira y Fernando Puron que utilizan los tiempos públicos para apoyar veladamente la campaña del Sr. Riquelme.

Josefina Sanchez Ponce
jsanchezponce@hotmail.com



domingo, 7 de mayo de 2017

Cuando las lideresas hacen temblar a la democracia

AMAS DE CASA: BRAZO ARMADO DE LA SOCIEDAD CIVIL.





En la década de los 70’ nuestro país vivía la explosión demográfica y la falta de vivienda era evidente; el milagro mexicano había concluido abriendo la brecha entre los pocos que tenían todo y la gran mayoría que no tenía nada y entre ellos la incipiente clase media que emigraba a las ciudades en busca de una vida digna.
La solución fue la manipulación de los más pobres para formar ciudades perdidas en las orillas, donde los terrenos eran inhabitables y carecían de valor; la invasión de terrenos ejidales o agrícolas, la venta fraudulenta de tierras para que los pobres, también se sintieran al fin dueños de un trozo del territorio nacional.
El acarreo de mujeres, amas de casa, a exigir agua y luz para sus chozas. Mujeres pobres jalado niños famélicos cubiertos con unos cuantos hilos de tela simulando ropa para no ser reprimidos ni alejados con el uso de la fuerza pública, buscando una respuesta, una entrevista. Para los dirigentes se abrieron puertas, para ellas solo el desprecio, solo eran números, masa de la que se aparta la vista por temor a que la conciencia tiemble y se vuelva solidaria.
Y funcionó; las amas de casa demostraron que eran utilizables y se les ascendió a acarrea votos para que la Revolución institucionalizada se maquillara de democracia. Son las que reparten despensas y ayudas, porque para eso son las líderes de las colonias, para ellas los últimos rayos del poder para que se sientan parte del poder, de los triunfadores, parte del grupo por el que dan la vida y los hijos, y quizás hasta la honestidad porque con ese valor no se paga la comida.
Dos votos por 150, una colonia por 5mil pesos bien valen una administración para ser más pobres.
Y el brazo armado con puños, palos y voces que demostró su utilidad en el Estado Democrático llamado México por casi 90 años, ahora se diversifica, nuevos clientes acuden en su busca. Sus nuevos manipuladores no piden tanto, solo ojos, oídos y bocas; la riqueza ilícita se reparte y no hay que andar casa por casa o madrugando el día de las elecciones, solo estar listas para hacer manifestaciones, con los niños de brazos para impedir que la policía o el ejercito intenten meter en cintura a la delincuencia organizada que, irreverente, se ha salido del control y muestra al mundo que el maridaje de la corrupción y la impunidad se han adueñado de los restos de sueños de que con un trabajo honesto se puede vivir “como la gente decente”
Hoy nos espanta la fuerza de las amas de casa, una fuerza que se creó para controlar a la sociedad sin utilizar la represión; en el estado moderno mexicano es más peligroso estar en la lista negra de la líder de la colonia que en la lista de los más buscados por la INTERPOL.
Mujeres y niños cierran carreteras para defender a los roba combustibles; mujeres y niños encabezan manifestaciones para defender a narcotraficantes, mujeres y niños se colocan entre las balas de la policía y los delincuentes que se escapan ¿Cómo enfrentar, ¿cómo explicar que eso también es delincuencia organizada si los delincuentes “pagan 15 mil pesos mensuales y el salario honesto solo deja un poco más de tres mil pesos para toda la familia?
En los estados, en donde sufragaremos millones de mexicanos con el eterno sueño de hacer una revolución con el voto, les reclamamos a las lideresas por aceptar ser parte del estado fallido, pero, terminados los procesos electorales, los que piensan en el cambio se regresan a casa, a las escuelas, a las universidades, a las oficinas a rumiar derrotas porque la maquinaria institucionalizada funcionó como un reloj bien aceitado. La realidad es otra: el hambre es diaria, la miseria es diaria, la pobreza es asunto de todos los días y los discursos de elección tras elección no dan de comer.

Josefina Sánchez Ponce
jsanchezponce@hotmail.com